Productos financieros a corto plazo

 En el caso de que estés buscando un articulo que hable acerca de la importancia que tienen los productos financieros a corto plazo en nuestra sociedad y cómo estos pueden ser de gran ayuda para aquellas personas que necesitan disponer de una cierta cantidad de dinero para un apuro temporal, entonces este texto te puede ser de gran ayuda, ya que hablaremos de los diferentes tipos de productos a corto plazo y de ciertas directrices que siempre debes recordar a la hora de utilizarlos para no cometer ninguna clase de error que traiga repercusiones negativas a nuestras vidas.

productos financieros

 Dos de los productos más usados hoy en día

 En la actualidad existen dos tipos de productos a corto plazo, los cuales han ido poco a poco haciéndose un hueco en el panorama financiero.

 Las tradicionales tarjetas de crédito

 Este tipo de producto es normalmente otorgado por los bancos al abrir una cuenta o al registrar una nomina en su empresa. La utilización de esta clase de tarjetas se remonta a varias décadas por lo que la mayoría de las personas ya conocen el funcionamiento de este maravilloso producto., pero para aquellos que no conozcan este tipo de producto, se lo explicamos en un momento.

 Usted utiliza la tarjeta  de crédito a la hora de comprar un producto o servicio que necesite aun sin tener dinero en la cuenta asociada a la tarjeta de crédito. A final de mes usted tendrá que tener la cantidad de dinero depositada en la cuenta, ya que de lo contrario usted empezará a tener que pagar los intereses asociados a este servicio de crédito.

 Los nuevos créditos a corto plazo

 En los últimos años han aparecido una gran cantidad de prestamistas como Wonga España ofreciendo esta clase de soluciones a corto plazo con las cuales las personas pueden pagar cualquier gasto que les aparezca de una manera muy sencilla y sin hacer un gran esfuerzo.

 El funcionamiento de estos préstamos es bien sencillo. Solo vas a tener que solicitar una cantidad de dinero y un plazo de devolución, con ello el prestamista te indicará una cantidad que deberá ser devuelta en la fecha en la que se incluye el dinero prestado más los intereses acordados.

 No cometer ciertos despistes

 Tanto al usar tarjetas de crédito como préstamos deberás estar muy atento a no cometer aquellos errores que pueden comprometer tu estabilidad económica como lo son el no devolver el dinero (o ingresar el dinero en la cuenta) en la fecha en el que el prestamista o la entidad bancaria se supone que debe retirar el dinero de tu cuenta. Esto hará que estas entidades vayan a cobrarte unos costes extras por no cumplir con las condiciones que firmaste en el contrato, algo que te puede ocasionar muchas molestias en tu economía personal y en los futuros intentos de solicitar cualquier tipo de producto financiero, así que asegúrate que no cometes esta clase de errores a la hora de pedir prestado dinero a una de estas compañías crediticias.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *